ISEP

Nuestro objetivo es tu triunfo profesional

“Hoy día no basta con estar bien formado, la gestión de marca personal es clave para que un psicólogo salga al mercado con garantías”

 XI Congreso Nacional del Colectivo de Estudiantes de Psicología e ISEP

El XI Congreso Nacional del Colectivo de Estudiantes de Psicología cierra hoy sus puertas después de tres jornadas constructivas, repletas de nuevos retos para los estudiantes que en breve serán los psicólogos del mañana.

Después de hablar con alumnos del Grado de Psicología de diversas universidades españolas, conocer sus miedos e inquietudes, hablamos con Fermín Carrillo, Director de Proyectos y Relaciones Internacionales de ISEP, quien ha estado con ellos y compartido en una ponencia el pasado martes la importancia de saber desarrollar su marca personal para afrontar su inminente inserción laboral.

Uno de los principales miedos que los estudiantes de psicología han trasladado a ISEP durante el Congreso es el qué les pasará al finalizar el grado, la incertidumbre de saber si encontrarán trabajo. ¿Cree que en la actualidad las universidades olvidan que sus estudiantes al finalizar su formación académica deben hacer frente a un mercado laboral lleno de dificultades?

Las universidades no creo que pierdan el referente del mercado laboral. Es más, los títulos se aprueban en función de la necesidad sociolaboral de la titulación. En cierto modo, la formación universitaria pretende mejorar la empleabilidad. La dificultad reside en dar respuesta a todos los factores que inciden en dicha inserción profesional, que son muchos y variados. Hoy en día no basta con estar bien formado o estar en posesión de una credencial. Hay que desarrollar diversidad de competencias técnicas y transversales, y entre estas últimas, la parte de gestión de la marca personal y la reputación profesional es clave desde los primeros cursos de carrera para, una vez el alumno termine su formación y salga al mercado, tenga cierta visibilidad y destaque en su ámbito.

El problema reside en que probablemente las universidades tienen muchas funciones: como la de dotar de toda la formación de base teórica, que no es poca, investigativa y técnica, para permitir que el alumno se convierta en un buen psicólogo; labor muy complicada de desarrollar en solo 4 años.

Otra complejidad es que muchos profesores son excelentes docentes e investigadores, que dominan su área de conocimiento, pero algunos están desvinculados del mundo laboral o no es su dedicación principal.

Por último, cada año finalizan los estudios de psicología más de 5.000 estudiantes en toda España. La competencia es feroz y la universidad deberá ayudarles de alguna manera a conseguir un trabajo. La universidad homogeneiza un perfil de psicólogo cuando el mercado laboral seguramente lo que exige es diferenciación. En cualquier caso, no dudo de que la prioridad de las universidades sea la inserción laboral de su alumnado, más bien, entiendo la dificultad.

¿Hasta qué punto es importante para un psicólogo crear su marca personal?

Es muy importante. Existe la creencia de que para ser un psicólogo de referencia hay que tener muchos títulos y dilatada experiencia, y aunque es cierto, solo lo es parcialmente. En realidad, solo cuando los demás te eligen se puede afirmar que eres “el experto”, por ninguno o muchos años que tengas de experiencia en el mercado laboral. Por tanto, en la medida que un psicólogo es nombrado por los demás como profesional, es decir, como referente en su mente de “es el mejor psicólogo que conozco o recomiendo”, más probabilidades tendrá de ser elegido para puestos de trabajo o como psicoterapeuta por sus pacientes.

Si nadie conoce “qué sabes hacer”, en qué temáticas puedes aportar a tu comunidad, nunca serás elegido. Se estima que solo el 20% de las ofertas de trabajo son públicas (se publicitan en medios como prensa, webs de empleo, etc.), por lo que el 80% de los trabajos son adjudicados a personas que son referenciadas o conocidas por los seleccionadores de personal. El canal principal que se referencia en muchísimas investigaciones para acceder a puestos de trabajo son los contactos, muy por delante de los procesos de selección de personal. Cuanto antes el estudiante desarrolle una red profesional, vinculada a su imagen como psicólogo, mayor será su empleabilidad.

Fermín Carrillo ISEP

¿Cuáles cree que son las características clave para hacerse un hueco como psicólogo de referencia?

Primero, autoconocerse y saber en qué área, ámbito o especialidad quieres destacar. Sin esta premisa nunca seremos consistentes a nivel comunicativo. Luego, ser visible ante aquellos públicos, empresas, clientes o pacientes por los que quiere ser conocido. La parte de visibilidad se concreta cuando el psicólogo determina qué público quiere que le conozca. Luego, debe elegir los canales de comunicación que desea utilizar para llegar a dichos colectivos, que quiere que le contraten o cuenten con él. Y, por último, debe tener un rasgo distintivo, diferenciador. Cualquier psicólogo habrá demostrado durante sus estudios lo QUE sabe, pero la clave para ser un psicólogo de referencia ya no es el Qué (el saber) sino el CÓMO lo haces, o como me gusta decir el SABOR que demuestra ante los demás y hace que seas la opción elegida.

¿Cómo ayuda ISEP a la comunidad de psicólogos para hacer frente a la difícil situación laboral en España?

ISEP es consciente de que para destacar en el mercado laboral es esencial, en primer lugar, ser muy buen psicólogo. Esta premisa es la condición sine qua non es imposible poder ejercer. Por ello, les formamos con la mejor calidad a través de nuestros másteres. El nivel de excelencia internacional de ISEP nace de su concepción metodológica, teórico-práctica: solo con un claustro comprometido y con una experiencia profesional y formación altamente cualificada puede ser capaz de desarrollar a nuevos líderes. Nuestros más de 450 profesores son profesionales en activo con más de 10 años de experiencia y con una contrastada trayectoria profesional. Todos los programas formativos de ISEP incluyen aprendizaje cooperativo, aprendizaje basado en problemas y estudio de casos… los conocimientos teóricos se convierten en prácticos. Además, cuentan con prácticas reales tuteladas.

La segunda condición es desarrollar la fiabilidad y la validez como profesional, que está vinculada con ser competente (saber comunicar, liderar, gestionar equipos, negociar, tener inteligencia emocional, etc.) en diversidad de circunstancias, y no solo en la de la intervención propiamente dicha. Ello lo trabajamos con el programa ISEP Lidera, exclusivo para alumnos de ISEP. 

Por último, intentamos ayudarles a crear su propio proyecto profesional y su marca personal. Esta marca personal les permite tener un rasgo distintivo que les diferencia y les hace visibles. Próximamente desarrollará ISEP una investigación doctoral para evaluar la influencia en la empleabilidad de un programa formativo para desarrollar estos dos importantes elementos en profesionales de la psicología y la educación. ISEP es consciente de las dificultades que viven los psicólogos en la actualidad para desarrollar su práctica profesional, y las opiniones que nos han trasladado los alumnos durante la Conferencia aún nos hacen tomar más conciencia de la importante labor que nos queda por hacer.

Solicita información del Máster en Psicoterapia del Bienestar Emocional gratis y sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>