Blog de ISEP

Atención temprana con PROMPT a población con TEA

Atención temprana con PROMPT a población con TEA

El trastorno del espectro autista (TEA) tiene un origen neurobiológico y algunas de sus características, según el DSM-V, incluyen:

  • Déficits persistentes en la comunicación y en la interacción social
  • Patrones repetitivos y restringidos de conducta, actividades e intereses. El desarrollo del lenguaje, ya sea verbal o no verbal, es una de las mayores preocupaciones al hablar de autismo, y debemos destacar que un importante porcentaje de personas autistas no desarrollan el habla (pero pueden llegar a aprender otros medios para comunicarse).

Terapias de lenguaje en el autismo

Ahora, algunos estudios han evidenciado déficits o retrasos en los hitos del desarrollo motor en niños pequeños diagnosticados con autismo, lo que a su vez tiene impacto en el desarrollo del lenguaje. Esta información, entonces, apoya la hipótesis de que el autismo está asociado con la alteración en la coordinación motora oral (McCleery et al., 2013). Ya en el año 1972, DeMyer et al. había sugerido, tras analizar la habilidad de imitación en población autista, que la dispraxia podría ser una característica de este trastorno; además, otros estudios también han demostrado la asociación de este con una disfunción motora.

Debido a la presencia de retrasos en el desarrollo motor evidenciados, se ha comenzado a estudiar cada vez más los resultados que ofrecen las terapias de lenguaje con una base motora -que ayudan en el desarrollo o mejora del movimiento.

Usos de la Terapia PROMT

Una de estas terapias es PROMPT – Prompts para la Reorganización de Puntos Oromusculares y Fonéticos, cuya filosofía se basa en que el tacto es una modalidad sensorial fundamental que puede ser utilizada para:

  • Desarrollar, equilibrar o reestablecer el control motor.
  • Proveer una base para la integración sensorial (auditiva y visual) en cuanto al desarrollo de significados y el lenguaje expresivo.
  • Potenciar la interacción social y la confianza entre el terapeuta y el paciente.

Aplicación de PROMT a niños con autismo

Cuando se aplica PROMPT a niños pequeños con autismo, esta intervención se basa en actividades de juego que provoquen el interés del niño para que este se vea motivado a producir algún sonido para pedir el o los juguetes utilizados. Cuando esto ocurre, la articulación del niño es «dirigida» por el terapeuta por medio de pistas auditivas y táctiles: el adulto articula la palabra funcional que se quiere que el niño aprenda y a la vez aplica la manipulación de las posturas orales del niño para apoyar la articulación del habla.

En este modelo de intervención se aplican diferentes tipos de ayudas o instrucciones (llamadas prompts), y debido a esto, se puede utilizar para mejorar las habilidades motoras de los niños en cuanto a la producción verbal. Se puede apoyar, por ejemplo, a un niño que no ha producido su primera palabra o ayudar a mejorar la inteligibilidad del habla de un niño que ya se comunica verbalmente. Y, aunque al inicio la intervención se basa en manipulaciones físicas, el objetivo es dejarlas de utilizar gradualmente para pasar a proporcionar solo algunas instrucciones visuales y finalmente, que el niño produzca habla inteligible por sus propios medios e intenciones.

Mejora de comunicación con la aplicación de PROMT

La aplicación de PROMPT se debe desarrollar en un marco natural de comunicación, basado en rutinas de atención conjunta con juguetes para lograr apoyar al niño a articular palabras funcionales, siempre con la condición de que debe haber intención comunicativa detrás de estas producciones. Por ello, este tipo de intervenciones han demostrado mejorías en cuanto a la comunicación, la interacción social y claridad en el habla (Rogers et al., 2006).

Debido a las evidencias obtenidas en los últimos años respecto a la reducida o ausente actividad de neuronas espejo en personas con autismo, lo cual se refleja en reducida interacción social, se considera que la intervención temprana en esta población, cuyo abordaje se enfoque en las habilidades comunicativas y lingüísticas dentro de un contexto específico de interacción social, sincronizada con actividades motoras, tienen una gran posibilidad de producir resultados positivos.

Solicita información del Máster en Trastornos del Espectro Autista

Avatar de María Guadalupe Velasco Fuentes

Acerca del autor:

María Guadalupe Velasco Fuentes
Licenciada en Lingüística, maestra en Intervención en Trastornos del Espectro Autista y estudiante del Máster en Patologías del Lenguaje y del Habla en ISEP. Investigadora y terapeuta, actualmente su labor de investigación se sitúa en el ámbito de la psicolingüística aplicada a los trastornos del neurodesarrollo.

Ver todas las entradas por María Guadalupe Velasco Fuentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR