Blog de ISEP

El voluntariado en Psicólogas y Psicólogos sin Fronteras

El voluntariado en Psicólogas y Psicólogos sin Fronteras

Una pieza clave de transformación social y participación comunitaria

El voluntariado en el ámbito de la salud mental puede adoptar formas muy diversas, en ámbitos cómo el de las emergencias, la diversidad funcional, la hospitalización y la intervención social, entre otros.

Dentro de esta amplia variedad de opciones, Psicólogas y Psicólogos sin Fronteras (en adelante PsF), es una organización no lucrativa de acción humanitaria que brinda asistencia psicológica a personas que pertenecen a poblaciones o grupos vulnerados social, económica o culturalmente. La ONG actúa con poblaciones con situaciones beligerantes o sociales de significativa gravedad e interviene con grupos que requieren una actuación especializada en el ámbito de la psicología, sin ninguna discriminación por etnia, sexo, religión, filosofía o inclinación política.

La Psicología Comunitaria constituye el marco teórico base para la realización de las intervenciones psicosociales en las distintas áreas de trabajo de la entidad. El objetivo principal de la Psicología Comunitaria es el estudio de los factores psicosociales que intervienen en el desarrollo y progreso de los individuos en un contexto social y en las relaciones entre: individuo- grupo, social-ambiente. Su base teórica y metodológica se fundamenta en otras disciplinas como la Antropología, la Sociología, la Psicología Social y la Salud, y sus investigaciones abordan desde la prevención de la violencia de género hasta la promoción del bienestar social y laboral.

El voluntariado es una parte esencial del trabajo solidario que realiza PsF, con comunidades y personas en situación de emergencia y vulnerabilidad psicosocial. En este sentido, el rol de voluntariado resulta esencial para el funcionamiento y desarrollo de las actividades que se organizan. Por lo general y a lo largo de los años, el paso de las personas voluntarias por las ONG trasciende y suelen plantearse diferentes escenarios, tanto en el campo profesional como personal.

Desafíos y puntos de partida

Ahora bien, es preciso describir algunos desafíos y puntos de partida para que la experiencia sea lo más enriquecedora posible. Es por esta misma razón que desde PsF, año a año añaden actividades y formación complementaria y de carácter obligatorio, con la finalidad de que sea un voluntariado integral y afín con las perspectivas, enfoques y valores de nuestra entidad.

En efecto, el reto está en promover espacios que acompañen al desarrollo profesional de las personas voluntarias en pos de generar conciencia social sobre el entorno, las problemáticas existentes y los posibles abordajes desde los diferentes espacios de intervención psicosocial. Para ello, además, la ONG cuenta con el acompañamiento del equipo técnico de PsF y la coordinación de cada área, lo que permite una mejor adaptación a las necesidades del voluntariado y su desempeño dentro de la organización.

Cómo convertirse en voluntario

A lo largo del año PsF realiza tres convocatorias y los voluntarios que se incorporan deben cumplir con el requisito de la participación en el calendario de formación y los talleres mensuales. De este modo, la entidad se asegura que todas las personas tengan la misma base y puedan intervenir de la misma manera. La reunión de acogida es una oportunidad para intercambiar conocimientos y brindar información sobre las acciones y programas que se realizan desde PsF.

Por su parte, el programa formativo incluye un taller introductorio sobre los valores y rol del voluntariado como actor de transformación social, con énfasis en la defensa de derechos de colectivos en situación de vulnerabilidad. Luego, se imparten una serie de talleres de formación específica junto a profesionales de la psicología, trabajo y educación social, en los que se abordan contenidos de atención psicosocial: intervención comunitaria, enfoque de género, primeros auxilios psicológicos e intervención en crisis, atención psicosocial con personas migrantes, atención psicosocial con personas en emergencia habitacional, orientación sociolaboral, técnicas de respiración y la práctica de Mindfulness, además de la presentación y modelo de actuación del área de cooperación y acción humanitaria de PsF.

Una vez culminada la formación, paulatinamente, los voluntarios se incorporan al trabajo de la organización, asimilando aprendizajes respecto de las dinámicas y funciones por parte de sus pares. Posteriormente, ya en desarrollo pleno de las actividades, realizan intervenciones con personas en situación de crisis o vulnerabilidad social, participan en actividades de autocuidados del voluntariado, en formaciones, jornadas de evaluación y seguimiento, entre otras.

Finalmente, se realiza un encuentro anual de voluntariado de la organización, en el que desarrollarán una serie de actividades, con el objetivo de fortalecer los vínculos personales e incorporar técnicas de manejo del estrés para ofrecer una intervención psicológica de calidad.

La próxima convocatoria tendrá lugar en el mes de enero próximo. Las personas interesadas en pertenecer al voluntariado de PsF, pueden informarse sobre fechas y procedimientos de inscripción a través de los medios de contacto y las redes sociales de la entidad.

Avatar de Amelia Buscemi

Acerca del autor:

Amelia Buscemi
Coordinadora de Comunicación de Psicólogas y Psicólogos sin Fronteras. Licenciada en Relaciones Públicas y Comunicación, especializada en planificación y gestión de proyectos de responsabilidad social y cooperación internacional para el desarrollo. Agenta 2030 y la consecución de los ODS.

Ver todas las entradas por Amelia Buscemi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.