Blog de ISEP

La felicidad, clave del éxito personal y profesional

La felicidad, clave del éxito personal y profesional

En la encuesta que realizó en 2019, el Grupo Adecco sobre la felicidad en el trabajo determinó que, a la hora de optar por un trabajo o por otro, un 90% de las personas valoraban la política de la felicidad laboral, siendo para el 52%, un aspecto fundamental a la hora de aceptar el trabajo. Incluso, un 62,5% de los encuestados confesó que sacrificarían parte de su salario en beneficio de la felicidad laboral.

La felicidad, ¿por qué es tan importante?

Las organizaciones saben que un buen salario emocional es sinónimo de una mayor productividad y compromiso por parte de sus empleados, por lo que no es de extrañar que cada vez más empresas opten por tener líderes emocionales al frente de sus equipos.

Importancia que tienen las emociones dentro de las organizaciones

Las emociones son la primera vía de comunicación que tenemos con las personas de nuestro entorno, pues proporcionan información a los demás de cómo nos encontramos a través no sólo del lenguaje verbal sino también del no verbal. Asimismo, se trata de algo que viene implícito en nuestro código genético, que moldea nuestra personalidad y que da significado a nuestras vidas.

Tanto es así que, las emociones logran poner en marcha a nuestro cuerpo gracias a los cambios electro-químicos que se producen en nuestro cerebro. Así pues, se acaban volviendo algo indispensable en cualquier proceso de toma de decisiones.

Por tanto, aprender a gestionar las emociones es vital, pues de ellas depende el desarrollo de nuestras capacidades cognitivas. De este modo, si sabemos gestionarlas adecuadamente, a mayor intensidad en la emoción, mayor será nuestro aprendizaje.

Sin embargo, si no se gestionan correctamente, éstas serán las causantes de problemas de salud tales como el estrés o la ansiedad.

La Inteligencia emocional para reducir emociones negativas

Con el objetivo de reducir las consecuencias que pueden tener emociones negativas dentro de las organizaciones, es indispensable desarrollar la inteligencia emocional de sus empleados.

Según Goleman, la inteligencia emocional está formada por la capacidad de autoconocerse emocionalmente, la de regularse en el mismo sentido, la de motivarse, la de empatizar y la de poseer buenas y sanas habilidades sociales y de relación.

Así pues, Genoveva Vera, directora del Máster en Neuromanagement y Gestión del Talento, propone trabajar el desarrollo de la inteligencia emocional mediante prácticas tales como:

  • Realizar un diario en el que se registren emociones relevantes, evaluándolas del 1 al 10 según su intensidad, registrando las causas que las han producido, las respuestas dadas, las consecuencias y de qué otra manera podríamos haber respondido ante la emoción surgida.
  • Cuestionar las situaciones que consideremos amenazantes intentando buscar si están basadas en hechos reales o en interpretaciones nuestras.
  • Identificar aquellas situaciones o personas que sacan lo peor de uno mismo y entrenar estrategias de autorregulación para afrontarlas con éxito: evitación, humor, distracción, tiempo fuera, relajación, respiración…
  • Aprender a escuchar sin interrumpir ni juzgar.
  • Expresar nuestras opiniones con asertividad.
  • Entrenar la empatía con los demás.
  • Aprender técnicas para resolver problemas.
  • Marcarnos objetivos concretos de mejora.
  • Entrenar nuestro lenguaje verbal y corporal.

Beneficios de trabajar la inteligencia emocional

Así pues, al trabajar en el desarrollo de la inteligencia emocional de todos los empleados que conforman una organización, se podrán observar los siguientes beneficios:

  • Mejora de la autoestima colectiva.
  • Mejora del rendimiento y de la productividad.
  • Aumento y mejora de las relaciones interpersonales.
  • Disminución de conflictos y mayor facilidad para resolverlos.
  • Disminución del estrés y la ansiedad.
  • Aumento de la empatía hacia otros.
  • Toma de decisiones más exitosa.
  • Fijación de objetivos más eficaces.
  • Desarrollo de control de impulsos.
  • Mejora en la comunicación verbal y no verbal.
  • Desarrollo de la responsabilidad personal.

Fórmate con ISEP en gestión de talento

Si quieres adquirir las habilidades técnicas y personas para poder gestionar y desarrollar adecuadamente el talento humano de una organización, ahora puedes hacerlo gracias a nuestro Máster en Neuromanagement y Gestión del Talento, una formación que fusiona las neurociencias con la gestión de personas con el objetivo de entender los procesos de comportamiento y los mecanismos neuronales involucrados en el proceso de toma de decisiones.

Infórmate de éste programa gratis y sin compromiso

Avatar de ISEP

Acerca del autor:

ISEP
Más de 35 años acompañando en el crecimiento profesional en psicología, educación, logopedia y neurociencias.

Ver todas las entradas por ISEP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR