Blog de ISEP

Alumnos desconectados durante el Coronavirus

Alumnos desconectados durante el Coronavirus

El 13 de marzo se cerraron las escuelas . Desde entonces, se está haciendo un esfuerzo titánico para seguir con el curso.

Los alumnos y su rendimiento durante la crisis del Coronavirus

En estos casi  tres meses con clases on line, las familias y los alumnos han vivido distintas situaciones. Desde el estrés inicial, donde todo era nuevo y era más fácil seguir el ritmo de la escuela, realizando las tareas a tiempo, conectando con las llamadas on line, a una situación más relajada donde cada vez cuesta más seguir el ritmo de la escuela.

La escuela cumple un papel importante en nuestra sociedad. En el colegio, los alumnos aprenden conceptos nuevos relacionados con los contenidos académicos pero también aprenden a socializarse. Así, van construyendo su identidad propia y la identidad del grupo, las responsabilidades tanto con los amigos como con las tareas escolares, en fin , es el primer eslabón para el mundo adulto y laboral.

El Coronavirus y la socialización en la escuela

Debido al Coronavirus, los alumnos se han visto privados de uno de los motivos más importantes que cumple la escuela, la socialización. Se les ha privado de estar con sus compañeros de clase, con aquel o aquellos profesores que les ayudan en su día a día y sin  apoyo emocional. De la misma manera, se han quedado sin conexión directa  con la asignatura, no tienen la explicación presencial del profesor y esto hace que la tarea sea más difícil de entender y, por lo tanto, les desmotive . Al mismo tiempo, se les pide a los profesores, familias y alumnos que no paren con la actividad lectiva aunque sea de manera on line.

Motivos de bajo rendimiento escolar durante el confinamiento

No obstante, cada vez cuesta más seguir el ritmo de la escuela. ¿Por qué?

  • Desconexión: Los alumnos no van al colegio y tienen la sensación que están de vacaciones.
  • El buen tiempo: Los días son más largos y apetece mucho salir con los amigos dejando de lado las tareas escolares.
  • Falta de un objetivo: Aunque la mayoría de los alumnos son responsables y trabajan bien, también hay alumnos que por diferentes motivos (dificultades de aprendizaje, falta de conexión a internet, no saber realizar las tareas, falta de organización…) facilita que desconecten de los deberes.
  • Falta la escuela presencial: Como comentábamos anteriormente, el hecho de no asistir a clase, la enseñanza directa por parte del profesor y compañeros de clase, hacen aumentar la desconexión y la falta de motivación por parte del alumnado.

De lo que no cabe duda es de la importancia que tiene la enseñanza presencial y del contacto directo entre el profesor y los alumnos para el aprendizaje. Al fin y al cabo, las personas necesitamos interactuar para aprender, somos seres sociales. El gran reto es cómo vamos a afrontar el curso que viene, cómo enseñar combinando la enseñanza presencial y on line, y sobre todo, cómo conseguir alumnos conectados, nunca mejor dicho.

Solicita más información del Máster en Psicopedagogía Terapéutica

Avatar de Idoia Apaolaza

Acerca del autor:

Idoia Apaolaza
Licenciada en Psicopedagogía. Máster en Evaluación e Intervención Logopédica y Posgrado en Atención Temprana de ISEP. Psicopedagoga en Asociación de Psicopedagogos de Euskadi. Psicopedadoga-Logopeda en Ekimena Psikopedagogia.

Ver todas las entradas por Idoia Apaolaza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR