Blog de ISEP

Vivencia de la sexualidad de pareja en pacientes oncológicos

Vivencia de la sexualidad de pareja en pacientes oncológicos

Dentro de los múltiples casos en pacientes diagnosticados con cáncer, varía su particularidad en cuanto al tipo, localización, etapa, origen, tratamiento requerido, siendo en su totalidad lo que impacta en diferentes ámbitos personales además de su salud. Dentro de esto, podemos percibir miedo, tristeza, incertidumbre frente a los cambios y decisiones pertinentes en su vida de pareja: «¿qué pasará si no me recupero?», «¿cómo hablar de esto con mi pareja?», «no me siento con fuerza para tener relaciones», «¿dejará de amarme?», «¿buscará a alguien más?». Estas y más dudas surgen en el campo interpersonal a partir de los efectos por medicamento y por el comportamiento de la misma enfermedad.

¿Cómo atravesar la vivencia de la sexualidad a partir de esta condición?

Importante recordar que bien, esta esfera del ser humano nos convoca a reconocernos diversos y resilientes en cuanto a la adaptación de nuestro sentir sobre diferentes conductas, las cuales, no deben ni tienen porqué ser las mismas que antes del diagnóstico.

Cambios en la sexualidad tras el diagnóstico de cáncer

Cuando dirigimos la atención al impacto de la enfermedad en esta cuestión, esperamos náuseas, reducción de fuerza física, anhedonia, cambios físicos como calvicie, pérdida de elasticidad en la piel, pérdida de peso, hinchazón, lentitud motora, cambio drástico de imagen ocasionando una disminución significativa del apetito sexual desde una postura hormonal, al igual que vergüenza por sentirse menos deseable validando creencias en que serán abandonados por sus parejas.

Mismo que, tanto puede ser cierto como no, enfocándonos en los casos que este pensamiento se acompañe de la intención de mantener la vida juntos, nos planteamos la posibilidad de continuar sexualmente activos será en función de los deseos, gustos, comunicación de pareja, intereses y sobre todo, de la comodidad de ambos, priorizando el bienestar sin la presión de «quedar bien» por el otro.

Importancia de la comunicación entre la pareja

Tomando en cuenta que el primer paso, sería idealmente el intercambio de opiniones entre la pareja, basándose en la comunicación asertiva dentro de un espacio seguro junto a un momento oportuno. Aprender a lidiar ambos con el miedo del proceso tomando en cuenta sus recursos de pareja que los orienten a reconocer y exponer sus necesidades individuales. En este caso, una aparente necesidad puede ser el afecto, siendo la capacidad de demostrar el interés de cuidado y amor mediante los lenguajes que sean de preferencia de cada quién: palabras de afirmación, obsequiar detalles, tiempo de calidad, actos de servicio y el contacto físico.

Basándonos en ejemplos de cada lenguaje podemos ofrecer palabras que fomenten la motivación, aceptación y valoración de la persona con la finalidad de brindar confort. Recordarle mediante el lenguaje verbal lo importante que es su existencia, al igual que su esfuerzo de estar presente en el proceso de enfermedad. En cuanto a los obsequios, éstos pueden inspirarse en algo que sea de utilidad o significativo. Si hablamos del tiempo de calidad, puede ser el más sencillo y complejo a la vez, porque en la época globalizada difícilmente se encuentra tiempo para uno mismo. Este acto se dirige a acompañar de manera presencial y enfocada en la persona.

Reforzar la unión

Sobre los actos de servicio, puede ser la asistencia en una tarea del hogar que la persona no puede realizar, cuidar de su salud al recordarle su hora de medicarse, ofrecerse a atender responsabilidades que anteriormente ejercía de manera individual mismas que pueden tratarse en conjunto.

Finalmente, abordamos el contacto físico que gravita desde la caricia, tomarse de las manos, abrazar, dar un beso. Con base en este lenguaje, ahondamos en la intimidad física, que lleva a la pareja hacia un reajuste de sus prácticas orientadas a lo tolerable que también genere un goce mutuo que refuerce la unión.

Conviértete en un profesional capaz de evaluar e intervenir en personas con cáncer o en fase terminal de vida y en sus allegados con el Máster en Psicooncología y Cuidados Paliativos.

Avatar de Alejandra Carrillo

Acerca del autor:

Alejandra Carrillo
Psicóloga clínica y psicoterapeuta cognitiva-conductual. Tallerista y especialista en psicología bariátrica, enfoque clínico en atención de crisis de primeros auxilios psicológicos.

Ver todas las entradas por Alejandra Carrillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.