Blog de ISEP

La influencia de la inteligencia emocional percibida y la impulsividad en el consumo de cannabis en adolescentes

La influencia de la inteligencia emocional percibida y la impulsividad en el consumo de cannabis en adolescentes

Mediante un estudio realizado en adolescentes y jóvenes de un centro escolar de Lérida, se ha valorado la influencia que puede tener la Inteligencia Emocional y la Impulsividad de la Persona en la probabilidad de consumir marihuana.

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

La Inteligencia Emocional es el conjunto de habilidades encargadas de:

  • Percibir, valorar y expresar las emociones.
  • Facilitar y asimilar las emociones.
  • Comprender y analizar y utilizar los conocimientos respecto las emociones.
  • Regular las emociones para promover un crecimiento personal.

Estas habilidades emocionales toman especial relevancia en el consumo de cannabis, siendo una mala regulación emocional un importante predictor de éste.

¿Qué es la Impulsividad?

La impulsividad es una predisposición a reaccionar de forma brusca o no planificada frente a situaciones o sucesos de la propia persona o de su entorno, sin pensar demasiado sobre las posibles consecuencias. Se ha considerado que este aspecto esta muy involucrado en la probabilidad de probar alguna droga, siendo el buen autocontrol un factor de protección frente al consumo de cannabis.

El consumo de cannabis es visto en la actualidad como una problemática por una multitud de países. Estudios han evidenciado el impacto de esta sustancia a nivel neurológico, destacando el impacto en la atención y la memoria y el efecto que se ha comprobado que ejerce en las relaciones de amistad, vida social, salud mental, escolaridad y trabajo.

Estudio de caso de inteligencia emocional e impulsividad

Los 111 estudiantes de 4º de la ESO y Ciclos Formativos respondieron a un conjunto de escalas ampliamente validadas (TMMS-24 por la Inteligencia Emocional percibida y BIS-II para la Impulsividad) así como un registro del consumo de cannabis/hachís.

Los consumidores obtuvieron puntuaciones significativamente menores en claridad emocional, reflejando mayores dificultades para identificar, definir y expresar sus emociones.

“Los consumidores de cannabis tienen menos claros los sentimientos y las emociones que experimentan respecto a las personas que no lo han consumido nunca.”

Las puntuaciones obtenidas por los consumidores en cuanto a la llamada reparación emocional, resultaron significativamente inferiores respecto a los que no habían consumido nunca marihuana. Por tanto, percibían más difícil comprender y gestionar sus emociones, siendo más difícil moderar las emociones negativas y potenciar las positivas.

“Los que han consumido alguna vez cannabis tienen más dificultades para gestionar estados de ánimo negativos, así como para potenciar los positivos.”

De este estudio se concluye que tener unas buenas habilidades para identificar los propios sentimientos y del resto, así como una buena capacidad para gestionarlas son los factores de protección frente al inicio del consumo de cannabis.

Será de gran importancia la intervención en este proceso crítico del desarrollo que es la adolescencia, para la adquisición de herramientas beneficiosas para una satisfactoria gestión emocional y, por tanto, para conseguir bienestar y prevenir el consumo de drogas.

Avatar de Robert Cotonat Gracia

Acerca del autor:

Robert Cotonat Gracia
Alumno del Máster en Terapias de Tercera Generación y Aplicación de Nuevas Tecnologías. Psicólogo en ámbito clínico, educativo y social.

Ver todas las entradas por Robert Cotonat Gracia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR