Blog de ISEP

Inclusión educativa, una oportunidad para todos

Inclusión educativa, una oportunidad para todos

A la hora de hablar de la Inclusión Educativa, debemos considerar que las actuales condiciones que vive el mundo han impactado todas las esferas de la vida social: la movilidad entre territorios, los cambios políticos y económicos, el reconocimiento a los derechos de colectivos sociales vulnerables, los avances tecnológicos, la apertura de mercados, entre otros, han hecho que nuestro mundo y nuestra sociedad sean cada vez más diversos, más abiertos, más dinámicos.

De acuerdo con ello, se ha comenzado a dar un nuevo orden, una nueva dinámica social, en la cual, indiscutiblemente, se impacta la educación: los estudiantes y sus familias, los docentes y los administradores educativos y las autoridades correspondientes, se enfrentan a realidades diferentes, las cuales traen consigo infinidad de interrogantes, pero también de oportunidades.

¿Qué es la Inclusión Educativa?

Los sistemas educativos actuales tienen varios retos que asumir frente a la nueva realidad social, uno de ellos, y quizá el más importante, la INCLUSIÓN EDUCATIVA CON CALIDAD.

Desde hace varias décadas a nivel internacional, por medio de varias Declaraciones y exhortaciones, se ha hecho un llamado a los países a tomar una perspectiva incluyente para sus sistemas educativos, desde su nivel inicial hasta su nivel superior. Diversos organismos internacionales han sentado las bases conceptuales para la inclusión educativa, prácticas y normativas para hacer del proceso educativo una oportunidad en la cual toda la comunidad educativa sea acogida y valorada desde sus propias características e identidad.

La inclusión educativa entraña un proceso de renovación de la cultura escolar; es una invitación a la apertura y al reconocimiento de la diversidad, no solo personal, sino de los sistemas, los niveles, las formas, los métodos, los apoyos y las oportunidades. Implica no solo reconocer que todas las personas, indistintamente de su condición personal, tienen derecho a la educación, sino que ese derecho debe ser sustentado en la CALIDAD.

Cuando el derecho a la educación es inclusivo indiscutiblemente ganamos todos, es decir, todos nos beneficiamos, puesto que dicho proceso nos permite:

Beneficios de la Inclusión Educativa

  • Equidad, esta se convierte en la base de las relaciones; todos podemos acceder a los apoyos y recursos dependiendo de nuestras características y de nuestra identidad.
  • Calidad, la cual nos permite hacer siempre lo mejor en beneficio de todos; los
    procesos se optimizan y los recursos se fortalecen en aras de brindar satisfacción a todos de acuerdo con sus condiciones.
  • Ética, con ella garantizamos que todos los involucrados en el proceso inclusivo procuremos hacer siempre lo idóneo, buscando el bien superior para todos.
  • Fortalecimiento Institucional: la organización institucional se renueva con las nuevas demandas del proceso inclusivo; las personas, los procesos, los recursos y los apoyos experimentan una nueva gestión. La autoevaluación juega un papel central porque permite un monitoreo constante y la toma de decisiones oportunas para retroalimentar las bases del proceso.
  • Profesionalización docente: los desafíos de atender a la diversidad exigen una
    constante formación, tanto interna como externa a la institución. Los aportes de la pedagogía, la didáctica, la psicología, le neuropsicología, la sociología, entre otras áreas del saber, nos permiten un mejor reconocimiento de la individualidad y por tanto de los recursos y apoyos necesarios que permitan responder con calidad y equidad a los desafíos del proceso de inclusión.
  • Construcción de la identidad y desarrollo de las potencialidades: la posibilidad de acceder a procesos de inclusión educativa con calidad permite a cada persona apropiarse de su vida, reconocerse y ser reconocido desde lo individual y lo colectivo, desafiar los límites y alcanzar logros que lleven a metas concretas. Los apoyos y los recursos son determinantes en este proceso; estos deben ser ajustados a la condición de cada persona y coherentes con sus expectativas y proyecto de vida.

La Inclusión Educativa sin límites

El proceso de inclusión educativa es una oportunidad de fortalecer la identidad individual, institucional y social; es la oportunidad de recrear nuevas posibilidades y de impulsar nuevas relaciones. Un proceso de inclusión educativa con calidad concede a todos, tanto a personas como a colectivos e instituciones, la oportunidad de ser desde los propios potenciales y expectativas; todos tenemos la posibilidad de ser más allá, no existen límites.

Solicita información del Máster en Intervención en Dificultades del Aprendizaje gratis y sin compromiso

Avatar de Lina Isabel Serna López

Acerca del autor:

Lina Isabel Serna López
Licenciada en Educación Especial con un Máster en Dificultades del Aprendizaje (ISEP-UVIC). Experiencia como educadora especial, coordinadora pedagógica de programas de educación no formal para población con discapacidad y programas de inclusión educativa. Así mismo, posee experiencia como docente de cátedra en el área de pedagogía e inclusión educativa. Actualización constante en temas del área de discapacidad e inclusión.

Ver todas las entradas por Lina Isabel Serna López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR