Blog de ISEP

El duelo en la infancia y en la adolescencia

El duelo en la infancia y en la adolescencia

La pérdida es parte de la vida, inevitable y necesario para poder vivir una vida plena.

La intensidad de la pérdida y el dolor que causará en las personas que padecen dependerá del vínculo afectivo que exista entre ellos.

La gestión del duelo en niños y jóvenes

De la misma manera, la primera muerte de un ser querido dejará una huella significativa tanto en niños como en adolescentes, así como les proporcionará un aprendizaje que les servirá para los próximos duelos a afrontar.

Respecto a la infancia y a la adolescencia puede haber muchas pérdidas importantes de otro tipo, que ocasionen procesos de duelo semejantes a los sufridos por el fallecimiento de una persona querida.

El propio proceso de crecimiento conlleva un duelo, lo que desde la psicología de los niños y niñas entendemos como duelo de la infancia, necesario para su evolución y desarrollo psíquico. Este duelo durará toda la vida, ya que como seres vivos estamos cambiando constantemente.

Asimismo, a lo largo de la vida afrontaremos diversas experiencias de pérdida, por desamores, divorcio de padres, pérdida de amistades, fracasos académicos, inmigración, pérdida de ilusiones y sueños…

Fases del duelo

El duelo consta de cinco fases, que van transcurriendo dentro del proceso. Estas son:

  • Fase de Negación: Negarse a sí mismo la pérdida. Percepción que el ser querido va a “volver “
  • Fase de Enfado: Indiferencia, ira, rabia e impotencia , por no poder evitar la pérdida . Se buscan razones causales y culpabilidad. Pensamientos absurdos y sin sentido con un alto componente de culpabilidad.
  • Fase de Negociación: Buscar una solución a la pérdida, empezar a reconstruir la pérdida.
  • Fase de Dolor Emocional (o depresión): Se experimenta tristeza por la pérdida. Se empieza a ser consciente de que el ser querido no va a volver. Pueden llegar a sucederse episodios depresivos que deberían ceder con el tiempo.
  • Fase de Aceptación: Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación, siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar.Se empieza a construir una vida nueva sin el ser querido.

¿Cuánto dura el duelo?

La duración del duelo dura entre 6 meses y un año. Si persiste en el tiempo e impide realizar una vida normal, es importante recibir ayuda profesional.
Construir y reconstruir es la capacidad del ser humano de seguir avanzando. La muerte y la pérdida son elementos claves que aparecen en nuestra vida diaria. Es por ello, que es importante saber afrontar la pérdida lo mejor posible, saber detectarlo y trabajar el tema de la muerte en la sociedad.

Avatar de Idoia Apaolaza

Acerca del autor:

Idoia Apaolaza
Licenciada en Psicopedagogía. Máster en Evaluación e Intervención Logopédica y Posgrado en Atención Temprana de ISEP. Psicopedagoga en Asociación de Psicopedagogos de Euskadi. Psicopedadoga-Logopeda en Ekimena Psikopedagogia.

Ver todas las entradas por Idoia Apaolaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR