ISEP

Nuestro objetivo es tu triunfo profesional

Conflicto, convivencia y mediación en centros educativos. Parte III. La mediación

máster en psicopedagogía terapéutica isep

La mediación es la tercera parte de nuestro tema de ConflictoConvivencia y Mediación. A continuación se dará a conocer un extracto básico de lo que este concepto como tal tiene por objeto en la resolución de conflictos.

El ser humano por ser un ser racional, único e irreemplazable posee la capacidad de ideación y elección de los modos de vivir, sentir y actuar. La capacidad de razonar y elegir, lleva consigo la diferencias de formas de relacionarse e interpretar sus pensamientos, sentimientos y emociones, lo que trae consigo en ocasiones conflictos y diferencias entre personas.

En los apartados I y II de esta temática, se trataba en forma sutil la conceptualización de conflicto y convivencia; sin embargo, este tema queda inconcluso sino se trabaja y conoce la mediación como parte de la gestión en la resolución del conflicto en sí.

La mediación nace en las escuelas norteamericanas a principio de los años setenta, los movimientos religiosos y comunitarios comienzan a preocuparse por la justicia social y se interesan por la promoción de programas de desarrollo  y procedimientos de elaboración de conflictos equitativos, efectivos y eficientes.

El concepto como tal es un proceso de resolución de conflicto que se construye y elabora entre las partes opuestas junto a un asistente que media en un espacio y lugar neutro con el objeto de dar solución y acuerdo a un determinado conflicto, logrando con ello compromisos que responsablemente se cumplirán a partir de lo establecido.

La mediación es un recurso que entrega claves a aquellos quienes son parte del conflicto para que puedan ser capaces de llegar a solucionar la problemática en forma cooperativa y sin el apoyo de un tercero con carácter de juez o árbitro.

Como recurso, la mediación permite intervenir en procesos de atención individual o colectivo, tales como comunitarios, familiares, escolares, interculturales, medio ambientales, comerciales, entre otros. Dentro de estos procesos la mediación posee ciertas características que aportan una mejor conducción al proceso, tales como:  la voluntariedad, imparcialidad, confidencialidad, colaboración y poder entre las partes. Cada una de éstas, entrega valor a este proceso para llegar al acuerdo entre las partes y considerando ciertos elementos (elementos de la mediación de Harvard) que estarían dentro del proceso como la posición (lo que quiere obtener cada parte), los intereses (lo que está detrás de cada interés), MAAN, legitimidad o criterios objetivos, opciones de acuerdo, comunicación y la relación a considerar en el proceso.

Por otro lado, el mediador cumple un rol de colaborar en el proceso, es quien dirige y colabora a mejorar los canales de la comunicación que se están llevando a cabo entre las partes, ayuda a una escucha activa y una mejor comprensión de los requerimientos de los actores, es quien fomenta y potencia la posibilidad de mayores recursos de acuerdos y soluciones al conflicto. Es quien no realiza juicios de los actores como tampoco el conflicto en sí, sus opiniones no las revela, más bien refuerza la capacidad de elección de los involucrados en la toma de las propias decisiones. Utiliza la comunicación como su mejor recurso y en ocasiones existe la co-mediación, es decir, cuando existe más de un mediador en un mismo conflicto.

Mediación escolar

Apuntando a la mediación escolar, cada institución posee un modelo de convivencia escolar, en Chile, por ejemplo; existe una normativa que regula los reglamentos internos de los establecimientos educacionales, aún cuando los reglamentos se elaboran en los propios establecimientos a través de los distintos departamentos de orientación, equipos de gestión directiva y comunidad entera en algunos casos.

En términos generales, la mediación es mucho más que una técnica de gestión, más bien un proceso de mejoramiento y cambio en las personas que buscan esta instancia o que se ven involucradas en conflictos bajo el amparo de un reglamento de convivencia escolar u otro.

Cabe mencionar, que cualquier proceso de mediación cuenta con ciertas etapas dinámicas y en ocasiones repetibles y movibles la cantidad de veces necesarias para la mejora del conflicto. Dentro del proceso se encuentra el mensaje informativo de cómo acceder a la información de la mediación; la presentación inicial del proceso en sí y la aceptación de los actores; los relatos de los involucrados y las compensaciones esperadas; la clarificación de intereses individuales o colectivos de las personas (seguridad e identidad -intereses no siempre expresados, pero primordiales- Burton); creación de la agenda a partir de los puntos que se desea tratar, ésta agenda se hace en conjunto con los actores protagónicos del conflicto; creación y verificación de opciones de solución para el conflicto y el acuerdo.

En el caso de la mediación escolar los programas podrían estar constituidos por la capacitación de estudiantes, mediación entre educandos, programas de capacitación dirigidos a la comunidad educativa entera, considerando algunos de los modelos existentes como por ejemplo el programa del aula, programa legal, programa global o programa de modelo de mediación entre iguales, a través de las distintas técnicas de la comunicación en mediación como por ejemplo; alentamiento de las narraciones, clarificación de las ideas, la repetición de lo relevante, el reflejo de lo entendido, el resumen de lo dicho y la validación de las partes transmitiendo que el conflicto en sí es natural y que se puede solucionar.

Finalmente, el conflicto en sí siempre estará cercano a la vida de las personas, como consecuencia de ser seres con motivaciones, necesidades e intereses distintas en cada individuo. Lo importante de ésto es tener la habilidad de poder tener una buena comunicación, clara, sincera, y empática con el otro, de esa manera el proceso de resolución será más expedito, breve y llevadero en nuestras vidas.

No hay nada que no pueda solucionarse a través de las voluntades de los involucrados.

Tu problema tiene mediación

Para un docente estar formado en resolución de conflictos supone estar mejor preparado para su labor educativa. ISEP ha diseñado el Máster en Psicopedagógica Terapéutica para dar respuesta a esta necesidad.

Consulta la parte II del artículo de Paula González: Conflicto, convivencia y mediación en centros educativos. Parte II. La convivencia

Solicita información del Máster en Psicopedagogía terapéutica gratis y sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>