ISEP

Nuestro objetivo es tu triunfo profesional

Comorbilidad en los trastornos de la conducta alimentaria

  • Reseña breve:

    “Para nuestros antepasados y para la sociedad de hoy, el acto de comer, significa una forma de relación, de vínculo y de sociabilización. Excepto en las últimas décadas y en los países más desarrollados, comer abundantemente era un privilegio de unos pocos y el sobrepeso era un signo de belleza, salud y poder.

     

    Actualmente en la sociedad occidental y muy en especial, la nuestra, el acto de comer es un acto social. Se come de manera grupal y la forma como comen, define a los diferentes grupos culturales. Es mediante la comida que se produce un acto de comunicación social y se da un proceso de cohesión e identificación en el grupo.

     

    Conductas anómalas relacionadas con este acto han ido en aumento estas últimas décadas, llevándose por delante los beneficios tanto físicos como psicológicos que conlleva la alimentación diaria para la persona, para acabar desembocando en un trastorno alimentario. En este caso, la comida se convierte en la razón por la cual se acude o no a una fiesta o reunión, se evitan las visitas a los amigos en las horas de comida, se deja de salir a comer a restaurantes que sirvan comidas que “engordan” ingiriendo tan sólo una fruta o yogur en todo el día, de manera que la comida controla la vida de las personas que sufren este trastorno.”

  • Autor: Alba Sendra Carol