ISEP

Nuestro objetivo es tu triunfo profesional

Atención temprana, familia y discapacidad intelectual

  • Reseña breve:

    La Atención Temprana (A.T) se entiende como el conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen riesgo de padecerlos. Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del niño, han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar o transdisciplinar. (Grupo Atención Temprana (GAT). Libro Blanco de la A.T. Real Patronato. Madrid. 2000).

     

    En cuanto a los modelos teóricos de la A.T, coincido plenamente en la concepción de la relación terapéutica basada en un modelo de Psicología Relacional, dónde entendemos que algunas reacciones adultas tienen origen en hechos vividos en la infancia, o que en la edad adulta pueden reactivarse conflictos no resueltos en la infancia. Sabiendo y reconociendo, con ello, como profesionales de la salud mental, que las bases estructurantes de la personalidad se establecen en la primera infancia.

     

    De aquí la importancia de la A.T centrada en la atención al entorno familiar, tomando a la familia como grupo donde gestionar los conflictos, como solución bio-psico-social, como lugar de aprendizaje del proceso de dependencia-independencia. Diagnosticando desde nuestro lugar con comprensión de lo que ha llevado al grupo a establecer o crear ciertas situaciones, no etiquetando en el diagnóstico, ni utilizando el trinómia del modelo médico: enfermedad-tratamiento-cura. La cuestión del modelo sobre el cual nos basemos es fundamental ya que, es la manera de entender para atender a la salud de la población que asistimos y, es primordial, porque nos posiciona ante nuestra tarea…”

  • Autor: Carla Noemí Vitale