ISEP

Nuestro objetivo es tu triunfo profesional

Nuevas tecnologías y trastornos de la conducta alimentaria

Máster en Terapias de Tercera Generación y Aplicación de las Nuevas Tecnologías

La aparición de trastornos de la conducta alimentaria (TCA) en la adolescencia es cada vez más temprana. Los expertos han detectado un aumento de la insatisfacción corporal durante esta etapa de la vida en la que los cambios físicos y psicológicos hacen más vulnerable al individuo. Aunado a ello, la importancia de cultivar la imagen en la sociedad actual, reflejada a través del auge de las redes sociales, y la cultura del “selfie” tiene una influencia determinante en esta tendencia.

El Dr. Eduard Serrano, coordinador de la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Área de Salud Mental del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, asegura que la imagen que se proyecta en las redes sociales visuales como Facebook e Instagram influye en la aparición de los trastornos alimentarios en la adolescencia. “Se sabe que las actrices y modelos se hacen muchas fotos antes de elegir la que van a publicar, y que se retocan sus cuerpos con Photoshop, pero eso no evita la obsesión por ese modelo estético”.

Sin embargo, el impacto de las nuevas tecnologías sobre este tipo de trastornos no es totalmente negativo. De hecho, están surgiendo nuevas iniciativas que tratan de aprovechar el potencial de la revolución digital para mejorar su tratamiento. Se está trabajando para aplicar técnicas de Realidad Virtual (RV) en el tratamiento de la anorexia nerviosa y de la bulimia. Un ejemplo sería la exposición a la propia imagen corporal del paciente a través de tecnología 3D para reducir la distorsión con la que ellos la perciben. La formación para psicólogos con el Máster en Terapias de Tercera Generación y Aplicación de las Nuevas Tecnologías a la Psicoterapia se presenta como un nuevo horizonte lleno de posibilidades.

El software “Virtual& Body” permite exponer al paciente con anorexia nerviosa o bulimia a los escenarios o habitaciones virtuales descritos a continuación:

– Habitación o escenario 1: “Habitación de Pruebas”
Es una habitación de práctica para que el paciente se acostumbre y practique el desplazamiento por el escenario virtual, así como que interactúe con los diferentes objetos con los que se va a encontrar, que aprenda a tocarlos, cogerlos, dejarlos y también las diferentes maneras de interacción.

– Habitación o escenario 2: “La Cocina” y “Báscula Virtual”
En esta habitación se simula la cocina en la que hay una báscula y un área de comida. Cuando el paciente se pesa, su peso real (previamente introducido en el sistema) aparece en la pantalla, después introduce su peso subjetivo (lo que cree y siente pesar) y su peso deseado. Si existe mucha diferencia entre estos valores se escucha una señal de error. Finalmente, la báscula le ofrece cuál sería su peso saludable.

Uno de los objetivos de este escenario es obtener las diferentes categorías del peso de la paciente, los índices de discrepancia y contrastarlos con su opinión. El segundo objetivo es que se enfrente a la situación de tener que comer diversos alimentos, viendo cómo afecta esto en su peso. Para ello se han incorporado diversos “Alimentos Virtuales”, entre los que se encuentran alimentos “seguros” (manzana, ensalada, agua) y alimentos prohibidos (pizza, hamburguesa, coca- cola). Debe elegir entre ellos. Una vez comidos ha de pesarse de nuevo introduciendo el peso en la báscula que cree tener después de haber comido. Si ese valor no coincide con su peso real se escucha un sonido de error. El último objetivo es que no sobrestime su peso después de comer y trabajar la idea de que el peso es algo estable que oscila en un rango de unos 4-5-kilos.

– Habitación o escenario 3: “Sala de Exposiciones”
Lo que se pretende con esta habitación es que el paciente se enfrente a diversas fotografías en donde se pueden apreciar distintos tipos corporales (modelos, personas normales, personas gordas y dos personas anoréxicas). Se presentan unos paneles que al darles la vuelta dejan ver cada uno de los tipos corporales.

Cada una de estas fotografías irá acompañada como único dato de la altura. Con la calculadora la paciente introducirá el peso que piensa que tiene la persona. Si el peso es el acertado sonará un pitido de acierto, en caso contrario un pitido de error.

Después del pitido, tanto si ha acertado como si no, se visualizará tras la introducción del peso, el peso real de la persona de la fotografía, así como su IMC (Índice de Masa Corporal). Se pretende que entienda que el número del peso es un valor relativo que depende de otras variables como sexo, altura, constitución física, etc., también se trabaja la tendencia a compararse con otras personas y se les anima a que imagine cómo estarán físicamente en el futuro.

– Habitación o escenario 4. “Sala de los dos espejos”
En esta habitación se pretende que el paciente se enfrente a un maniquí deformable. Aparece en tres dimensiones y tiene la peculiaridad que podrá ser deformado a voluntad de la persona, dándole el aspecto que considere que tiene su propio cuerpo. Además, también podrá comparar el maniquí deformado con otro no deformable, de textura traslúcida, cuyo aspecto es en todo momento idéntico al aspecto real del paciente (previamente introducido en el sistema). Si ambas figuras no encajan, el paciente debe corregir la figura en 3D. Así podrá comparar el aspecto que cree tener con el que realmente tiene dándose cuenta por sí mismo del error o acierto que ha cometido. Además de obtener la discrepancia y distorsión, se trata de poner en relación estos índices con sus actitudes y emociones negativas respecto a su imagen corporal.

– Habitación o escenario 5: “El Cuerpo en el espacio”
La persona se va a encontrar aquí un dispositivo con diversas barras de distintos colores: amarillas, rojas y blancas. Además hay un maniquí invisible no deformable que representa el aspecto real del paciente visto de perfil. La finalidad de las barras es que el paciente las vaya quitando hasta que deje un hueco a través del cual piense que puede pasar el maniquí. Como cada una de estas barras tiene un grosor de 2.5 cm., lo que se pretende con este procedimiento es que intente adivinar cuál es la medida real en centímetros del perfil de su cuerpo. Se comienza quitando las barras amarillas del centro y así hasta que crea que en el hueco que queda puede pasar el maniquí. Se podrán dar tres situaciones: 1) tamaño del hueco menor que el grosor del maniquí, 2) tamaño del hueco mayor que el grosor del maniquí y 3) tamaño del hueco igual al grosor del maniquí.

Si sobrestima el espacio por el que tiene que pasar, el sistema lo corrige. Se evalúa el cuerpo de perfil y no solo frontalmente.

– Habitación o escenario 6: “Salón de los espejos”
El funcionamiento de esta habitación es semejante a la habitación 4, lo que la diferencia es que hay más maniquíes, concretamente 3 deformables (maniquíes azules) y 2 no deformables (maniquíes naranjas). Cada maniquí deformable (azules) tiene debajo una frase que lo define: “CÓMO ME GUSTARÍA SER”, “ASI ME VEN”, “ASI ME VEO”. Cada uno de los maniquíes no deformable (naranja) también tiene debajo una frase que los define: “CÓMO SOY”, “MI CUERPO SALUDABLE”.

Todas estas figuras se contrastan con su figura real (“Cómo soy”) y su figura saludable (“Cómo me gustaría ser”). Uno de los objetivos de este escenario es que la paciente se cuestione las distintas versiones de su cuerpo y que tome conciencia de cómo la insatisfacción corporal está manteniendo su trastorno.

Para finalizar, además de programas virtuales sobre la imagen corporal, Serrano destaca la aplicación TCApp, cuya eficacia se estudia actualmente en diversos hospitales públicos catalanes. TCApp está basado en la terapia “Cognitive Behavioral Therapy” (CBT), que exige un registro de los estados de ánimo del paciente y de los pensamientos asociados a situaciones cotidianas, así como de las ingestas realizadas. El psicoterapeuta se basa en estos registros para asesorar al paciente sobre cómo afrontar estas fases. Así se intenta reforzar el vínculo con el psicoterapeuta, lo que mejora la adhesión del paciente al tratamiento. “La evolución de todas estas innovaciones nos permite ser optimistas y pensar que pueden servir para mejorar el tratamiento de los Trastornos de la Conducta Alimentaria”.

Solicita información del Máster en Terapias de Tercera Generación y Aplicación de las Nuevas Tecnologías gratis y sin compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>