ISEP

Nuestro objetivo es tu triunfo profesional

El de uso del Mindfulness en personas con TDAH

máster en psicoterapia del bienestar emocional

El Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH) se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia que implica un patrón de déficit de atención, concentración, hiperactividad y/o impulsividad, que dificultan el rendimiento académico y que en muchas ocasiones está asociado con otros trastornos comórbidos.

Los últimos años, la cantidad de niños diagnosticados con TDA o TDAH ha ido aumentando significativamente. Esto ha generado un debate a nivel mundial en congresos, foros profesionales y medios de comunicación, donde se ha llegado a decir que se trata de un trastorno generado por el estilo de vida moderno.

En 1845, el psiquiatra Dr. Heinrich Hoffmann publicó un libro de poemas infantiles en el que se describían dos casos de TDAH, lo que mostraba la preocupación de la comunidad psiquiátrica por este trastorno que, en aquel entonces se asociaba con posibles lesiones cerebrales.

Más recientemente, el Dr. Russell Barkley, el catedrático de psiquiatría reconocido internacionalmente como la mayor autoridad en el estudio del TDAH postuló que los niños con TDAH presentan problemas para mantener la atención de forma prolongada, tienen dificultades para planificar y mantener objetivos y para inhibir respuestas (o controlar impulsos) y, a menudo, muestran un comportamiento problemático (incumplimiento de instrucciones, agresividad, etc.) que puede confundirse con el de niños oposicionistas o provenientes de una educación laxa y permisiva (2005).

Los tratamientos más utilizados en la actualidad son los medicamentos (estimulantes) y la terapia conductual. Sin embargo, ambos tienen limitaciones. Los medicamentos solo funcionan a corto plazo y pueden tener efectos secundarios. El entrenamiento conductual se aplica a los padres, pero es muy difícil de seguir, a veces porque los padres pueden también mostrar síntomas de TDAH o simplemente por la dificultad que implica llevarlo a cabo de forma consistente en situaciones de cansancio prolongado o estrés.

En cualquier caso, ambos métodos requieren control externo y estos niños crecen sin aprender estrategias de autocontrol. Además, el uso habitual de castigos desemboca frecuentemente en un importante deterioro de las relaciones padres-hijos y un elevado nivel de frustración en ambos. Esto ha hecho que se busquen tratamientos alternativos y/o complementarios a la medicación, pero que se centren en los déficits centrales de los niños con TDAH, que son la inatención y la impulsividad.

Uno de estos tratamientos alternativos es el entrenamiento en técnicas de Mindfulness (MDF), el cual está siendo estudiado en clínicas y universidades de EEUU y otros países europeos y los resultados son muy alentadores. De hecho, se ha concluido que el entrenamiento en Mindfulness para padres mejora las relaciones con los hijos e incrementa la satisfacción de los primeros (Singh, 2010). Además, los adultos que realizan el entrenamiento en Mindfulness mejoran considerablemente el procesamiento atencional (Jha, 2007; Semple, 2010) los que tienen mucha experiencia en meditación muestran una mejor la capacidad de concentración y de inhibición de respuestas automáticas comparadas con personas que no meditan. (Van der Hurk et al., 2010). La formación en Mindfulness para psicólogos se presenta ahora como esencial.

Diana Winston, instructora de Mindfulness de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) señala que la práctica de MDF puede ser la mejor aliada para superar los problemas que causa el TDAH (2010). “Completamente presente” es el libro estrella de esta autora quien fue la primera instructora del programa de Mindfulness para personas con TDAH.

Winston estaba buscando formas de enseñar MDF a jóvenes, por lo que diseñó un programa que podía ser útil para adultos y adolescentes y en consecuencia, observó que la práctica era tan poderosa que podía ser eficaz aun teniendo TDAH.

Una de las cosas que se reforzó en el estudio fue el hecho de hacerles saber a quienes tenían TDAH que esto no era un problema y que por el contrario, sus cerebros eran muy creativos. Pero que debían saber cuándo era el momento adecuado para pensar en alguna otra cosa y cuando debían centrarse en la actividad presente. Los participantes aprendieron a notar ese pensamiento distractor que les sacaba del presente y regresaron a la actividad que se estaba realizando.

El grupo completo pudo meditar realizándose readaptaciones que incluían más movimiento, es decir, prácticas de Mindfulness que añadían movimiento físico y meditaciones más cortas al principio (de 5, 12 y luego 20 minutos); después de las ocho semanas, las prácticas se prolongaron 30 minutos.

En el estudio se comprobó que los participantes con el paso de las sesiones, lograron mantener atención plena durante todo el día.

Finalmente, Winston señala que las mentes de las personas con TDAH, normalmente están en el pasado, en el futuro o por todas partes. El MDF es una invitación a volver al momento presente y conectarse directamente con la vida, con el estar aquí y el presente en lugar de estar perdido en los pensamientos y en la ansiedad y tensión que estos pensamientos generan. Además, el Mindfulness nos enseña a poner nuestra atención de forma intencionada y consistente en algo, a tener control con nuestra atención y no estar a merced de ella.

ISEP forma en Mindfulness a través de su Máster en Psicoterapia del Bienestar Emocional. El programa está diseñado con el objetivo de enseñar a nuestros pacientes a vivir con plena y total consciencia el aquí y el ahora, con todo lo que eso implica, incluyendo la población infantil. La aplicación de técnicas de Mindfulness en padres de niños con TDAH, en los mismos niños o en adultos con el trastorno ofrece múltiples posibilidades aún por explorar, todas ellas con el mismo objetivo: mejorar su vida.

 

Solicita información del Máster en Psicoterapia del Bienestar Emocional gratis y sin compromiso

Un pensamiento en “El de uso del Mindfulness en personas con TDAH

  1. Alen

    Tengo 54 años.En estos momentos soy profesor de mindfulness y tengo TDA. Si no hubiese sido por la meditación mndfulness creo que hubiese sido muy difícil poder controlarme. Mi hija también es TDA-H ademas de tener TND. Os dejo una publicación que hice en mi página web de mindfulnessconpasion.com. Si os puedo ayudar en cualquier cosa estaré encantado. Hice el curso de mindfulness para personas con TDA-H con Juan Sangúesa de Chile.

    http://mindfulnessconpasion.com/la-atencion-la-memoria-y-el-aprendizaje/

    Un cordial saludo
    Alen Ribera

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>