ISEP

Nuestro objetivo es tu triunfo profesional

“La Realidad Virtual es una herramienta idónea para el diagnóstico y el tratamiento psicológico”

iván alsina

 

Tras el éxito del seminario ‘Aplicaciones de la Realidad Virtual en la Psicología Clínica’ realizado el 15 de mayo, entrevistamos a Iván Alsina, psicólogo y exalumno del ISEP, especialista en el uso de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, para que nos acerque estas nuevas aplicaciones de la Realidad Virtual dentro del campo de la psicología.

¿La Realidad Virtual es una herramienta de diagnóstico o tratamiento?
La Realidad Virtual representa, hoy en día, una poderosa herramienta al servicio del profesional del campo de la salud mental. La http://www.isep.es/formacion-continua/programas-de-corta-duracion-clave/ para entender por qué la utilizamos en el marco de la psicología clínica consiste en que la experiencia virtual es capaz de inducir en el paciente unas emociones y reacciones muy parecidas a las que se darían en el mundo real. Así, por ejemplo, un paciente fóbico sentirá el mismo nivel de ansiedad y miedo al enfrentarse al peligro virtual y al real. Esto sitúa a la Realidad Virtual como una herramienta idónea tanto para el diagnóstico como para el tratamiento psicológico. No obstante, en psicología también se utiliza en otros contextos tales como el educativo, el social o el experimental.

Dentro de las aplicaciones innovadoras que tiene la Realidad Virtual dentro de la evaluación y tratamientos psicológicos, ¿para tratar qué trastorno ha mostrado mejores resultados?
El área de la que tenemos más evidencia empírica es en el tratamiento de los trastornos de ansiedad tales como las fobias específicas, la fobia social, la agorafobia o el trastorno por estrés post-traumático. En estos casos la Realidad Virtual se ha mostrado como una técnica más efectiva que la exposición en imaginación e igual de eficaz que la exposición en vivo. También estamos empezando a tener resultados muy positivos para el tratamiento de trastornos tan dispares como los trastornos alimentarios, las adicciones o incluso las disfunciones sexuales.

¿Todos los perfiles de pacientes se pueden tratar con Realidad Virtual? ¿Cree que las nuevas generaciones son más receptivas a este tipo de terapia y su uso ayuda a reducir el abandono de la terapia?
En principio cualquier tipo de paciente se puede beneficiar de un tratamiento especializado con Realidad Virtual aunque se ha encontrado que las personas introvertidas y aquellas con una mayor inteligencia espacial podrían responder mejor.

En cuanto a la segunda pregunta, es probable que las nuevas generaciones, mucho más acostumbradas a utilizar las nuevas tecnologías en su vida cotidiana, sean más receptivas a empezar un tratamiento de este tipo ya que lo encuentran más atractivo. De hecho varios estudios muestran que pacientes universitarios con diferentes fobias prefieren tratarse con Realidad Virtual antes que hacerlo con una técnica mucho más tradicional como es la exposición en vivo. Por otro lado también es cierto que pacientes de edades superiores a los 50-60 años han sido tratados de forma eficaz con Realidad Virtual. Respecto a la tasa de abandonos aún nos faltan datos concluyentes pero, en general, ésta suele ser similar a la encontrada con las técnicas tradicionales.

¿Qué beneficios supone utilizar la realidad virtual en el tratamiento de un trastorno concreto respecto a los tratamientos tradicionales?
Imaginemos un caso de fobia a volar. En este trastorno, por motivos económicos y/o logísticos, es muy difícil realizar una exposición en vivo. Con Realidad Virtual podemos llevar a cabo un tratamiento igualmente eficaz sin salir de la propia consulta del terapeuta y, además, con la posibilidad de repetir la exposición tantas veces como sea necesario. De este modo si el paciente tiene un elevado nivel de ansiedad solamente en el momento del aterrizaje, podemos repetir esta situación las veces que sea necesario. La Realidad Virtual nos permite tener un control completo sobre todos los parámetros de la situación de exposición así, por ejemplo, podemos hacer que el vuelo sea más largo, que aparezcan turbulencias, etc. En esta línea es importante recordar que nada de lo que teme el paciente puede llegar a ocurrir, la realidad virtual nos ofrece, por tanto, un contexto completamente seguro. Indicar, también, que el hecho de que la terapia se realice en el despacho del terapeuta permite mantener la confidencialidad del paciente, ya que no hay que acompañarlo a la situación problemática. Finalmente, la Realidad Virtual puede estar especialmente indicada para aquellos pacientes con niveles de ansiedad tan elevados que se niegan a realizar la exposición en vivo.

Respecto a la técnica de la exposición en imaginación la Realidad Virtual nos ofrece una experiencia mucho más real ya que podemos estimular los diferentes sentidos del paciente. El terapeuta también puede observar en todo momento las situaciones a las que se enfrenta el paciente, con lo que podemos prevenir la evitación cognitiva típica de los pacientes fóbicos.

 

Programa de realidad virtual para detectar ansiedad en los exámenes

En la actualidad, ¿qué papel cree que tienen las nuevas tecnologías en el ámbito de la psicología clínica?
En los últimos años se ha producido un gran avance en el desarrollo de las nuevas tecnologías, modificando de una forma drástica todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana. En psicología clínica, tecnologías como el chat, la videoconferencia, los teléfonos móviles de tercera generación, ordenadores portátiles, etc. están siendo cada vez más relevantes para la práctica clínica habitual, facilitando los procesos de diagnóstico o tratamiento. La Realidad Virtual no es una excepción y, de hecho, ya hay los primeros centros privados que ofrecen un tratamiento especializado utilizando esta tecnología. Además, varias empresas ya están vendiendo sus propios ambientes virtuales dirigidos al campo de la salud mental. Toda esta situación está conduciendo a la aparición de un campo emergente conocido bajo el nombre de Cyberterapia. Al igual que ocurre con otras disciplinas, seguro que las nuevas tecnologías van a influir profundamente en el día a día del psicólogo clínico. Se hace necesario, por tanto, que el psicólogo clínico empiece a conocer las posibilidades que ofrecen estas herramientas.

Este tipo de terapias que utilizan la tecnología como herramienta fundamental, ¿cree que tomarán más protagonismo y acabarán con técnicas más tradicionales para el diagnóstico como el test o las entrevistas?
Sin duda ésta es la tendencia que nos espera y más si tenemos en cuenta que hoy en día cualquier psicoterapeuta puede tener su propio equipo de Realidad Virtual de bajo coste. A medida que los costes vayan bajando, las nuevas tecnologías serán cada vez más relevantes en nuestra profesión y, de hecho, esto ya está ocurriendo. De todos modos aún es complicado predecir si las nuevas tecnologías acabarán desbancando por completo a las técnicas más tradicionales. En mi opinión no deberían eliminar lo que ya tenemos, sino que se deberían complementar unas con las otras. Creo que las nuevas tecnologías, como la realidad virtual, son solamente unas herramientas más dentro del amplio abanico de recursos de las que dispone el psicoterapeuta. Por tanto, estará en función de cada caso concreto la elección de si utilizamos las nuevas tecnologías o bien técnicas más tradicionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>